31 de marzo de 2008

Coleccionista de insectos


Hay más seres vivos de los que contemplamos.

Hemos pisado arañas sin darnos cuenta, hemos alimentado hormigas con las migajas de nuestras galletas. Hemos ahogado abejas en tsunamis de coca-cola.

Hay perros muertos en la calle y cabezas de aves en la puerta de tu casa. Hay mariposas en tu cabeza, aguacates en tu refrigerador y amibas en tu panza.

La primavera es inevitable igual que la vida; no podemos ignorarla. Por eso quiero que salgas conmigo a caminar y a ver ranas; tal vez encontremos un gusano encapullado en telarañas.

Comportémonos con animales -animales inteligentes-, manejemos con cuidado, apaguemos nuestros celulares en el cine y digamos tonterías.

Tal vez reencarnemos en un chango.

3 comentarios:

Ángela dijo...

Afortunadamente no he matado a nadie con un tsunami de Coca-cola, pero de algunos otros crímenes que aquí anotas me confieso.

En vdd quiero ver esas ranas.

MISS TUTSI POP dijo...

jaja si si el microecosistema en mi estómago y el de muchos de tus lectore estoy segura, nunca está libre de mariposas, jaja hermoso como siempre!
saludos

Mielina dijo...

¿Changos?

Di no a la involución!!!

Podemos aspirar a una mutación positiva, que nos haga resistentes a las amibas y a una línea genéticamente superior, que permita la feliz manipulación de ranas sin riesgo al contagio de una enfermedad digestiva.