7 de febrero de 2010

El cassette de la canción infinita

Dejaste pegadas las llaves de tu carro. No tenías celular ni dinero, sólo tenías tu walkman. Decidiste caminar hasta tu casa por calles que nunca antes habías recorrido. Con la cabeza agachada pasaste cerca de un parque donde encontraste un cassette en el suelo. La cinta no estaba rota y la etiqueta no tenía nada escrito. Con un gesto de gato curioso quitaste tu cassette de The Who y pusiste tu nuevo hallazgo. Era un cassette con una sola canción, una canción infinita. Seguiste caminando, por siglos y siglos. Los perros te ladraban, la gente te gritaba y los carros te pitaban, pero tú no escuchabas nada, sólo la canción. La canción infinita.

1 comentario:

Ave Fenice dijo...

oyeee, como sería escuchar una cancion asi...? a veces cuando me pongo nostalgica, toco una y otra vez la misma cancion, pero...seria interesante que una cancion durara mas de lo normal...