18 de enero de 2010

Perdiste el sentido del olfato.


Perdiste el sentido del olfato en un accidente nuclear. Pero ante la ausencia de esta entrañable cualidad, tu sentido del oído se desarrolló tanto, que con sólo con escuchar el roce del viento con los pétalos de las flores, eres capaz de disfrutar el placer del aroma. Incluso con más fuerza que el mejor catador de perfumes en Francia.

6 comentarios:

Ave Fenice dijo...

A veces no teniendo lo que es indispensable, le encontramos sentido mucho mas profundo a las cosas.

Anncas Bustamante dijo...

Yo me muero si el olfato se me va, enserio...
sin oler no hay vida.

marisol dijo...

roCe

((JaN!s...*)) dijo...

una buena gripa a veces nos cuesta el olfato... =( es triste

a disfrutar todos los sentidoooos

Anónimo dijo...

capaZ

TelePedro dijo...

Gracias, anónimo. Ya corregí el capaz y también tenía un roce con s. No sé qué me pasa con las s,c y z's.

:)