11 de diciembre de 2007

Los buzos son hombres que aman.

Me gusta que puedo pensarla todo el tiempo. Creo que tener alguien en quien pensar es la mejor manera de sentirse libre, porque uno puede ir a donde sea, bajar al fondo del mar y sentirse volar de cualquier forma.

Tener permiso de pensarla es fantástico, porque puedo concentrarme cuando camino o distraerme cuando hablo, y todo se siente bien.

Elegí pensar en ti para que el viento valga la pena. Ahora me siento libre de hacer lo quiera, porque siempre estarás ahí.

Es como tener una buena razón para estar despierto.

5 comentarios:

Ariancha! dijo...

es el pretexto Cuasi perfectO para evadir la cuasi realidad....


para mi es como un motivo de lucidez que no deja caer el mundo...

Puckis dijo...

no se si te habias dado
cuenta, pero yo si
por que siempre reflexiono
a finales de año...
llevo mucho leyendote :)

TelePedro dijo...

Claro que me he dado cuenta. Puckis es la lectora oficial ensenadense. Dueña de un gato verde.

Cool Acid dijo...

para mi, pensarla me hace daño. Es como el infierno.

Saludos

Kaleidoscopico dijo...

cuando leo tu blog me dan ganas de revivir el mio, pero todo tiene solucion en este mundo menos la muerte U_U...