19 de octubre de 2007

Post sobre el cielo

Lo que me encanta del cielo es que no es nada obstinado. Él sólo es. Libre, moldeable y humilde.

Sabe adaptarse a cualquier personaje y lucir siempre bien. Nieve, neblina, lluvia, bombas nucleares y tormentas. Lo que venga.

Y lo mejor de todo es que reconoce que el mérito no suyo. Pero siempre es él quien se lleva las palmas.


Despertar puede ser una bendición o una maldición. Todo depende qué tan parecido seas al cielo.

7 comentarios:

marisol dijo...

Te volviste a subir al techo, te voy a acusar

Chipocludo McFly dijo...

buena foto n_n me gustó!!!

52X Max dijo...

si, no hay como asomarse a la ventana y ver una nube con forma de hongo en el horizonte...

bueno, eso me dijo un amigo japones

Puckis dijo...

reflecciones domingueras
en viernes!

Marcos Legaspi dijo...

a veces es un poco materialista... cuando se pone esos diamantes con Lucy.

Yayo dijo...

tu y yo tenemos ke hablar

hablame 686 2 22 46 54

Mishkah dijo...

El cielo es envidioso. Por eso se pone enfrente del resto del bellísimo espacio, y eso que el espacio es mucho mucho mas grandote que el cielo.