23 de julio de 2009

Yo aprendí a tocar con Guitarra Fácil

Hace unos días, en una de esas escenas típicas en las que tu familia cuenta cosas vergonzosas de tu pasado para que tu novia se ría un rato, mi mamá le contaba a Marisol que, sin importar cuánta prisa yo tuviera, era de mi costumbre perder el tiempo tocando guitarra en toalla o en calzones después de bañarme. Agregué que todavía lo hago, y que aún llego tarde a mis compromisos por ponerme a tocar guitarra en ropa interior.


No soy buen guitarrista, pero me gusta mucho tocarla. Casi no toco canciones, regularmente sólo improviso, pisando las cuerdas y jugando con los tonos. Me quedo "ido".


Aprendí a tocar guitarra como los 14. Aprendí solo, con ayuda de una revista de Guitarra Fácil de los Beatles y una guitarra que abandonada en la casa de mi abuela (típico). Batallé mucho porque no sabía afinarla y las instrucciones en la vieja revista no eran muy claras. Recuerdo que la primera canción que pude tocar fue 8 days a week.


Después entré a clases y aprendí muchas cosas, sobre todo de composición y teoría de la música. Bla bla bla. Aún así, no sé leer partituras, soy muy torpe para tocar y siempre me equivoco en las tocadas.


Lo que quería decir es que, aunque la guitarra no es mi instrumento favorito, creo que es excelente compañía. Siempre al despertar y antes de dormir, me sienta bien tocar un rato. Y si es en calzones, mucho mejor

4 comentarios:

Pancake dijo...

Esas historias se me hacen bien bonitas, como un pedacito de la persona que no conocías y que te regala momentos especiales.
Por ejemplo, tu jovencita especial pensara siempre en ti en calzones cuando le digas que tocabas la guitarra.

Yay por las historias asi.
Trajiste bonitos recuerdos a mi memoria.

Sara Belinda dijo...

HAHAHA, yo hago lo mismo!!
Toco la guitarra todo el tiempo pero me gusta tocarla justo despues de bañarme con la toalla enredada, creo que es porque me inspiro mas asi :)

((JaN!s...*)) dijo...

sabes... mi apa tmb aprendio con guitarra facil, ahi todavia tiene revistitas... jajaja

Guitarra con Andrés dijo...

Tienes razón. ¡Nada más relajante que tocar guitarra en calzoncillos!