25 de agosto de 2008

No importan los osos

Podemos platicar. Con los zapatos mojados y las pupilas dislocadas, con palomitas y chocolate caliente; antes de desconocernos el alma y disolver nuestros rostros en thinner, siempre podemos platicar.

Podemos cantar. Entre calcetines recién lavados y licuado de plátano, con mis letras inventadas y tu guitarra inolvidable; antes de olvidar nuestras voces y triturar el pasado, siempre podemos cantar.

Podemos bailar. En un crimen perfecto, invadidos de helio y tu cintura en mis dedos; antes de resbalar en el lodo y fracturarnos el cuello, siempre, siempre podemos bailar.

No importan los osos ni la estampida de antílopes; no importa nada, Siempre y cuando aún quieras platicar, cantar o bailar.

4 comentarios:

52X Max dijo...

Podemos comentar. Descifrar acertijos y letras en manchas de colores, despues de leer poemas inconclusos y observar creaciones de tinta y cartón. Siempre podemos comentar

nino espadas dijo...

...y preguntar, lo de thinner es afinador o algo así?.Las púas de guitarra más finas, traen algunas esa leyenda _thin_ de eso deduzco.En fin, construyes buenas parrafadas. salud.

L dijo...

Y podemos soñar. Volar bajo nubes de algodon dulce, cantarle a Venus mientras eclipsa con el rostro de mi chica. Devolver los anillos de saturno antes de las 2 y coincidir en un tren rumbo a Berlin.

Siempre y cuando no nos dormamos en los sueños, podemos soñar

Perro Laico dijo...

clap clap!