5 de junio de 2007

La felicidad se siente como una bomba.

Recuerdo que cuando era pequeño, a veces sentía una sensación rara. Como si una bomba de aire estallara y llenara cada espacio de mi flaco cuerpo. Se sentía bien.

Ahora que soy mayor, ese sentimiento es menos frecuente, pero existe. Lo curioso es que todavía tardo en identificar que esa bomba que estalla es evidencia de que estoy muy feliz.

El domigno estalló una. El sol, Seaport Village, el tiempo y la situación fueron la dinamita. La compañía el detonador.

Frente al mar explotó.

6 comentarios:

52X Max dijo...

lo mejor de este post son las etiquetas

Lez dijo...

ke chilo, yo cuando estoy feliz mariposas =) y me dan ganas de brincar :P se escucha medio ridiculopero eso es lo que me pasa

PeNy!! dijo...

maldito terrorista
haciendo estallar bombas en lugares extranjeros

*Diosito_Bimbo* dijo...

senti hace poco algo asi, cuando senti el brazo de la chica que me gusta rozando el mio mientras veiamos uno al lado del otro una pelicula en la escuela...

silly but true



anyway, saludos y eso, ya tenia mucho tiempo sin entrar por aqui

Maria Lopez dijo...

Bombas, eh?
Con los tiempos en los que vivimos llenos de cochinero tenemos que aprender a reconocer ese sentimiento de felicidad y aferrarnos a el lo mas largo posible =p

Lodi dijo...

Yo cuando estoy muy feliz, me salen mocos... Ja!